jueves, enero 25, 2007

DEXTER, el embrujo

Ayer me olvidé comentar de un pequeño pero enorme detalle de Dexter. Resulta que cuando vez el primer episodio no puedes darte cuenta pero cuando vez el segundo empieza la magia.



Pues incluso ver el siguiente capítulo solo por ver la introducción y luego no verlo si es que te puedes agantar.

Sabiendo que se trata de un asesino en serie como no imaginar que cuando corta el jamón es carne humana, las salpicaduras de salsa de tomate es sangre, sin mencionar lo macabro de la afeitada...

Situaciones comunes y sencillas sin una pizca de mala intencion que te llevan a pensar lo peor solo por que sabes que se trata de un "Serial Killer".

Publicar un comentario